La idea de este artículo surgió a partir de las consultas realizadas por nuestros clientes que adquirieron su Didgeridoo y luego de recibirlo con entusiasmo y de tocar largamente, se preguntaban como podrían  guardarlo para preservarlo de posibles accidentes que pudieran dañarlo. Y desde nuestra experiencia con la manipulación de estos instrumentos, decidimos hacer un listado con los tips más importante a la hora de proteger tu Didgeridoo. 

  1. No permitas que se moje ni lo olvides bajo el rayo del sol. No expongas tu didgeridoo a cambios de temperatura o de humedad muy bruscos. Porque toda madera cambia levemente de tamaño frente a estas circunstancias independientemente de el tratamiento que tenga hecho durante la fabricación. Tocando en exteriores, preferentemente, que sea a la sombra.
  2. Evitá al máximo los pequeños golpes. Otra cosa que debemos tener en cuenta es el trato que le damos al instrumento y evitar al máximo los accidentes,  como si se tratara de una fina guitarra. El Didgeridoo se realiza con madera hueca y pequeños golpes pueden provocar pequeñas rajaduras por donde luego perderá aire afectando el sonido.
  3. Luego de tocar, utiliza siempre un soporte para guardarlo, puede ser de pared o de piso, más abajo vas a encontrar un slide con fotos de diferentes modelos, algunos caseros, para que te animes a fabricarte el tuyo.
  4. Nunca lo pares contra una pared, porque por ejemplo, el perro, puede pasar y rozarlo y el Didge rodará y sufrirá el peor de los golpes secos, que causará una rajadura de lado a lado que no te permitirá seguir usándolo.
  5. Si vas a trasladarlo, usá funda. En el Slide también te mostramos unas fotos de algunos ejemplos de fundas para que puedas prepararle una a medida.
  6. Protegé la boquilla. Si la boquilla es de Cera, luego de tocar un buen rato, dejala enfriar y colocale una bolsita para que no se le peguen pelusas y para que los roses no la dañen, son ideales las bolsitas con globitos de aire que vienen en los embalajes de electrodomésticos.
  7. Protegé el extremo inferior al tocar. Es típico el golpe en la trompa al momento de sentarnos a tocar, para evitar esto lo mejor es usar un pie o soporte que se vende en las tiendas de música, si no se cuenta con esta posibilidad lo ideal es colocar un pequeño almohadón en la punta inferior del Didgeridoo, como se observa en la foto de abajo.

Algunos Ejemplos de Soportes y Fundas Para tu Didgeridoo

En ArMoniZar hacemos los Didgeridoo con madera de Bambú y de  Agave Maguey que nos encanta porque, por un lado, es una planta considerada sagrada por los Mayas, quienes le asignaron una diosa llamada Mayahuel, pero además porque representa un gran desafío el trabajarla y extraerla, cosa que nos divierte muchísimo, otra importante ventaja es que brinda un sonido incomparable. Para asegurar la máxima vida útil sometemos la madera a diferentes cambios de temperatura y humedad, además del tratamiento que le damos, hasta que ya no produce más grietas y podemos estar seguros de que la madera se acomodó y se secó completamente. El proceso de secado también es muy importante y el momento de la extracción también puede influir por eso no descansamos hasta estar seguros de que los tiempos necesarios han terminado y luego aplicamos las diferentes capas de materiales protectores y curadores. Podés ver nuestros modelos en el siguiente enlace:  http://www.armonizar.com.ar/yidaky-didgeridoo/

Y vos, ¿como cuidás tu didge? ayudanos a completar aún más la información de este post con tu valioso comentario.

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos Ayudarte?
https://armonizararte.com/7-formas-de-cuidar-tu-didgeridoo 7 formas de cuidar tu Didgeridoo
Powered by